APOLONIO DE TIANA

APOLONIO DE TIANA Y JESÚS DE NAZARET, DOS VIDAS PARALELAS

El historiador griego Plutarco (hacia el 46-120 d.C) escribió una obra titulada “Vidas paralelas” en las que recogía 23 pares de biografías paralelas, donde a cada personaje romano le correspondía un opuesto griego . En total eran , por lo tanto, 46 biografías , donde a través de la comparación de la vida de grandes personajes buscaba no tanto relatar los grandes acontecimientos que marcaban las vidas de estos personajes, como aquello que desvelara su auténtica naturaleza aunque eso fueran pequeñas anécdotas , pues, como el propio Plutarco escribía, en ocasiones “un lance fútil, una palabra, algún juego, aclara más las cosas sobre las disposiciones naturales de los hombres que las grandes batallas” En su obra podemos encontrar juntas y contrapuestas las biografía de Teseo, el gran héroe griego, y Rómulo, el mítico fundador de Roma, las hazañas de Alejandro Magno y las del no menos grande Cayo Julio César, o la de dos filósofos separados por el tiempo, el griego ´Demóstenes y el romano Cicerón.
No voy a hablar hoy de estos personajes, pero si de otro que bien pudo ser incluido en estas Vidas Paralelas, un hombre que nació en el año 4 a. C, que predicó un mensaje de paz y de amor , que se rodeó de discípulos que le seguían en sus predicaciones, que obraba milagros , que fue perseguido por Roma y que fue visto después de muerto. Imagino que si os preguntase a quién puede corresponder esta descripción me responderiaís que a Jesús de Nazaret, pero no es él aunque comparte muchos aspectos de su biografía y por eso podemos hablar de dos vidas paralelas, la del propio Jesús de Nazaret y la de nuestro protagonista hoy , Apolonio de Tiana. Lo que conocemos de su vida nos ha llegado a través de la biografía novelada escrita por el filósofo romano Flavio Filóstrato(hacia 170-249) que la habría escribo durante el gobierno del emperador romano Septimio Severo (146-211) por encargo de la esposa de éste, Julia Domna(170-217), que había recibido el título de augusta junto a su marido y disponía de un poder pocas veces visto entre las mujeres de los emperadores.
Gracias a esta “Vida de Apolonio” escrita por Filóstrato para la emperatriz sabemos que Apolonio de Tiana había nacido en el 4 a. C, una de las fechas que también se ha estimado como de las posibles fechas de nacimiento de Jesús. Nacería en Tiana en la actual Turquía , y parece que ya desde pequeño destacaba por su inteligencia , lo que hoy llamaríamos un niño prodigio, convirtiéndose en un ferviente seguidor de las doctrinas del filósofo y matemático Pitágoras (582-507 a.C) imitando su forma de vivir. Para entender lo que esto significa tenemos que retroceder a la época en que vivió el gran matemático griego, para conocer ciertos aspectos de su vida y sus creencias, aparte de los descubrimientos relacionados con los números y las matemáticas que no entran dentro del objetivo de este artículo. Pitágoras, que viajaría a Egipto para estudiar y aprender los secretos de los sacerdotes egipcios, iría también a Fenicia para completar sus conocimientos de geometría y entraría en contacto con los caldeos , asimilando sus conocimientos de astronomía.
Con cuarenta años Pitágoras se traslada a vivir a Crotona , en la costa Italiana , donde fundará una escuela con unos curiosos preceptos que son los que cinco siglos después aplicaría Apolonio de Tiana a su vida . En esta escuela estaba prohibido comer habas, partir el pan, atizar el fuego con hierro, no comer el corazón de un animal o no mirarse al espejo junto a una lumbre entre otras extrañas y curiosas reglas. No sabemos porque se dictaron ni que significaban , aunque posiblemente tuvieran una intención metafórica, y la prohibición, por ejemplo, de comer habas, se debiera a que la haba tiene un cierto parecido con el órgano sexual masculino. Los miembros de la Escuela Pitagórica renunciaban a la propiedad privada y vivían organizados como en una comuna de nuestros días , donde todo es de todos .
Por las noches , antes de acostarse , los discípulos de Pitágoras debían hacerse tres preguntas “¿qué he hecho mal?¿qué he hecho bien?¿qué he omitido hacer?”. También por las noches, diariamente, Pitágoras pronunciaba un discurso pero su presencia se hallaba oculta detrás de una cortina y únicamente los discípulos de mayor confianza podían verle y permanecer junto a él. Antes de empezar el discurso pronunciaba siempre estas palabras “Por el aire que respiro, por el agua que bebo, no toleraré ninguna objeción sobre lo que voy a decir”. Esta claro que no admitía discusiones sobre sus ideas. Sus creencias estaban muy influenciadas por el zoroastrismo, que se basaba en la dualidad entre el bien y el mal, donde todo lo que existe surge del choque entre esas dos fuerzas. Por cierto, y para variar, Pitágoras situaba como símbolo del Bien y la Luz al hombre, mientras que el símbolo del Mal y las Tinieblas era la mujer. No deja de ser sorprendente la fijación de todas las religiones por convertir a la mujer en un aliado del mal , quizás porque en todas ellas su líder era un hombre

Pitágoras creía en la reencarnación y afirmaba que había vivido cuatro veces, desde un humilde pescador de la isla de Delos hasta uno de los guerreros que participó en la Guerra de Troya. Todos los discípulos se comprometían a guardar el secreto sobre lo que allí se hablaba y enseñaba , y además empleaba un lenguaje comprensible sólo para los iniciados, llenos de símbolos y claves numéricas, que convertían a la escuela en una precursora de las sociedades secretas y grupos como la masonería, con sus ritos de iniciación, su secretismo , la fraternidad entre todos los miembros del grupo , el uso de un lenguaje simbólico y la existencia de un Gran Maestro, el propio Pitágoras. Sus propios discípulos le consideraban un ser diferente a los humanos , pues decían “tres son las naturalezas del Universo:los dioses, los mortales y los que son como Pitágoras”. Pero ese secretismo también se ganó el recelo de los habitantes de Crotona que finalmente atacaron la sede de la Escuela Pitagórica y sus miembros tendría que huir ,incluido Pitágoras, cuyo final es desconocido pues unos dicen que murió al huir y otros que fue detenido y luego liberado y murió muchos años después. Su historia guarda un curioso paralelismo con la que vivirá Apolonio de Tiana siglos después.

Después de viajar hasta Etiopía, regresa a Roma, donde Filóstrato recoge algunas de las mejores anécdotas de Apolonio que , según sus palabras, viajaba a la capital del Imperio para conocer “qué especie de animal era un tirano” Era la época en la que gobernaba el emperador Nerón (37-68 d.C), emperador desde el año 54 y un día dijo a los romanos que contemplaban asombrados el espectáculo del eclipse, “Algo grande sucederá y no sucederá”. Tres días después, un rayo alcanzaba el palacio del emperador, lo que el pueblo de Roma vio como el cumplimiento de la profecía de Apolonio. Había sucedido algo, el rayo que alcanzaba el Palacio, pero no había sucedido nada, pues Nerón seguía con vida. Se cuenta también que estando en los juegos públicos y dando rienda suelta Nerón a sus delirios artísticos cantando , le preguntó el hombre de confianza del emperador, Tigelino(hacia 10-69 d.C), que le parecía la actuación de Nerón y Apolonio de Tiana no tuvo miedo al responder Le hago mucho más favor que tú; tú le crees digno de cantar; yo de callarse Esa respuesta podía haberle costado la vida .

Tras la muerte de Nerón en 68 a.C y después de una serie de emperadores de corta duración , alcanzaba el poder Vespasiano (9-79 d.C), que gobernaría Roma con mano firme durante 10 años . Había conocido Vespasiano a Apolonio de Tiana en Alejandría y confiaba mucho en él, hasta el punto de pedirle consejo con frecuencia. Pero tras la muerte de Vespasiano en el año 79, a quién sucedería su hijo Tito (39-81) que moría apenas dos años después, subía al trono el segundo hijo de Vespasiano, Domiciano(51-96) bajo cuyo gobierno Apolonio caería en desgracia y sería acusado de practicar artes mágicas y conspirar contra el emperador, por lo que fue detenido y encerrado . Cuando le detuvieron le ofrecieron la oportunidad de reconocerse culpable para que la condena fuera menos dura, pero Apolonio respondió “no puedes detener mi alma,ni siquiera mi cuerpo”. Aunque algunos afirmaron que había desaparecido delante del tribunal que lo juzgaba, Apolonio fue encarcelado y luego enviado al destierro.

Aunque no existe la certeza , se cree que Apolonio debió de morir hacia el año 97 con más de 100 años de edad. A Apolonio se le erigirían estatuas en muchas ciudades del Imperio mientras que distintas localidades afirmaban ser la morada final del filósofo, místico y matemático griego. Su propia ciudad recibió el título de ciudad sagrada . Algunos dijeron que le vieron en diferentes partes del Imperio , vivo , después de que se hubiera conocido su muerte. Lo cierto es que nunca se pudo determinar donde estaba enterrado y algunos seguidores afirmaban que había resucitado. Su fama se mantendría durante todo el Imperio Romano , al menos hasta el siglo V , e incluso la devoción, pues según nos cuenta el biógrafo del emperador Alejandro Severo (208-235), el primero de los emperadores romanos que respetó a los cristianos e incluso pensó en construirles templos e incluir a su dios entre los demás dioses romanos, tenía en su habitación una imagen de Apolonio junto a otra de Jesús.
Texto sacado de “El MENTIDERO DE MIELOST”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros Ramtha. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s