Las cortezas de los arboles y su significado

La corteza es una parte fundamental del árbol. Sirve como capa protectora para que los nutrientes esenciales fluyan internamente, además evita los ataques de insectos y algunos animales. En realidad la capa externa son células muertas. Diferentes tipos de árboles tienen su particular corteza o cobertura externa.

Los árboles que empiezan a crecer, cualquier cuidado o ayuda externa son muy aconsejables, como alguna caña de guía o soporte o bien cortavientos hasta que comience a enraizarse más y tenga la fortaleza requerida.

Muchas veces los mayores aconsejan a los jóvenes que se creen su capa protectora, como si de un corcho se tratase.

Muchas veces hemos oído que deberíamos ser más resistentes a los ataques externos, nos aconsejan que seamos más fuertes, más duros, que no nos dejemos manejar, que contestemos con contundencia y con claridad. Tal es el grado de corteza dura que se puede crear, que llega a no ser reconocida ni por uno mismo. Se puede llegar a estar muy tenso y acelerado y no percibirse esa excitación, se puede llegar a ser grosero y no reconocerse tal acritud. Se pueden crear muchas capas externas y no reconocerlas, podemos llegar a ser algo que ni nosotros mismos llegamos a reconocer. La realidad es que esas formas son como cortezas, células muertas, es decir, son formas inconscientes de una personalidad acorchada. La corteza es una célula muerta porque no le llega el flujo interno del árbol. La personalidad acorchada, valga la expresión, estaría compuesta por unos modismos inconscientes, unas reacciones en corto-circuito que ni la propia persona llega a controlar. Estas formas o mecanismos de auto-defensa no son nada aconsejables, aunque muchos libros superventas hagan largos tratados de esto.

Viendo la corteza se puede reconocer al árbol. Se dice que la cara es el espejo del alma, como cierto es que la cara muestra también los estados alterados de la personalidad: ansiedad, depresión, alucinación, perplejidad, alegría o paz interior -para quien sepa verla.

Es un mal enfoque educativo basar la autodefensa en tener una dura corteza externa, porque son formas moribundas de la personalidad. Una célula muerta no tiene capacidad de generar células vivas, solo ceniza. La crudeza, las formas groseras del comportamiento, no tienen ninguna capacidad de promover vida ni crear situaciones de bienestar, es decir, no promueven vida, solamente cenizas o polvo. Muchas veces hemos visto a gente sentirse muy orgullosa por haber contestado con palabras muy claras y muy groseras, y después de haber actuado así, sirve de regocijo comentarlo con el que encuentra. Ese es el orgullo del aplastamiento y del ¡¡Toma ya!! Eso no genera vida, solamente añade aún más estrés al colectivo humano. Estos desplantes se dan muchísimo en los parlamentos, eso vende más y se consiguen más ‘seguidores’ que las respuestas promotoras de vida y equilibrio social. Pero estas formas acorchadas e insensibles cada vez gustan menos y eso es debido a un aumento de la sensibilidad social.

Precisamente la sensibilidad interna es un tipo de coraza viva, de células vivas, de un estado de consciencia interior que es realmente la base de toda existencia. La gran fortaleza de una persona está en su ternura interna y no en el corcho del cabezón. Esa fortaleza crece cuando la mente viaja al interior y cuanto más profundo va más fortaleza alcanza. Así es el estado de Invencibilidad, es el estado de mínima excitación de la consciencia, es la apreciación más certera de uno mismo, por eso los sabios lo denominan como “ese estado que expresa la Verdad”

Que cada uno haga lo que quiera, pero aconsejar a otros que crezcan en dureza no es nada inteligente. Las capas internas del árbol son las que llevan vida, las externas son células muertas, así de simple, por eso, enseñar el camino de la invencibilidad es lo mejor que se puede hacer por la humanidad.

Antes se decía mucho: ‘este mundo es para los hombres duros’, hoy el mundo se está dando cuenta de su total fracaso, mañana, sí, el mañana, pertenecerá al mundo del verdadero conocimiento y bien dicho queda `verdadero’ porque descubriremos que la Verdad –alcanzada¬- nos hará libres.

Dtor. Jose Antonio Cordero

“LAS CORTEZAS DESCONOCIDAS”

La corteza es una parte fundamental del árbol. Sirve como capa protectora para que los nutrientes esenciales fluyan internamente, además evita los ataques de insectos y algunos animales. En realidad la capa externa son células muertas. Diferentes tipos de árboles tienen su particular corteza o cobertura externa. 

Los árboles que empiezan a crecer, cualquier cuidado o ayuda externa son muy aconsejables, como alguna caña de guía o soporte o bien cortavientos hasta que comience a enraizarse más y tenga la fortaleza requerida. 

Muchas veces los mayores aconsejan a los jóvenes que se creen su capa protectora, como si de un corcho se tratase.  

Muchas veces hemos oído que deberíamos ser más resistentes a los ataques externos, nos aconsejan que seamos más fuertes, más duros, que no nos dejemos manejar, que contestemos con contundencia y con claridad. Tal es el grado de corteza dura que se puede crear, que llega a no ser reconocida ni por uno mismo. Se puede llegar a estar muy tenso y acelerado y no percibirse esa excitación, se puede llegar a ser grosero y no reconocerse tal acritud. Se pueden crear muchas capas externas y no reconocerlas, podemos llegar a ser algo que ni nosotros mismos llegamos a reconocer. La realidad es que esas formas son como cortezas, células muertas, es decir, son formas inconscientes de una personalidad acorchada. La corteza es una célula muerta porque no le llega el flujo interno del árbol.  La personalidad acorchada, valga la expresión, estaría compuesta por unos modismos inconscientes, unas reacciones en corto-circuito que ni la propia persona llega a controlar.  Estas formas o mecanismos de auto-defensa no son nada aconsejables, aunque  muchos libros superventas hagan largos tratados de esto. 

Viendo la corteza se puede reconocer al árbol. Se dice que la cara es el espejo del alma, como cierto es que la cara muestra también los estados alterados de la personalidad: ansiedad, depresión, alucinación, perplejidad, alegría o paz interior -para quien sepa verla. 

Es un mal enfoque educativo basar la autodefensa en tener una dura corteza externa, porque son formas moribundas de la personalidad. Una célula muerta no tiene capacidad de generar células vivas, solo ceniza. La crudeza, las formas groseras del comportamiento, no tienen ninguna capacidad de promover vida ni crear situaciones de bienestar, es decir, no promueven vida, solamente cenizas o polvo. Muchas veces hemos visto a gente sentirse muy orgullosa por haber contestado con palabras muy claras y muy groseras, y después de haber actuado así, sirve de regocijo comentarlo con el que encuentra. Ese es el orgullo del aplastamiento y del ¡¡Toma ya!! Eso no genera vida, solamente añade aún más estrés al colectivo humano. Estos desplantes se dan muchísimo en los parlamentos, eso vende más y se consiguen más ‘seguidores’ que las respuestas promotoras de vida y equilibrio social. Pero estas formas acorchadas e insensibles cada vez gustan menos y eso es debido a un aumento de la sensibilidad social. 

Precisamente la sensibilidad interna es un tipo de coraza viva, de células vivas, de un estado de consciencia interior que es realmente la base de toda existencia. La gran fortaleza de una persona está en su ternura interna y no en el corcho del cabezón. Esa fortaleza crece cuando la mente viaja al interior y cuanto más profundo va más fortaleza alcanza. Así es el estado de Invencibilidad, es el estado de mínima excitación de la consciencia, es la apreciación más certera de uno mismo, por eso los sabios lo denominan como “ese estado que expresa la Verdad”

Que cada uno haga lo que quiera, pero aconsejar a otros que crezcan en dureza no es nada inteligente. Las capas internas del árbol son las que llevan vida, las externas son células muertas, así de simple, por eso, enseñar el camino de la invencibilidad es lo mejor que se puede hacer por la humanidad. 

Antes se decía mucho: ‘este mundo es para los hombres duros’, hoy el mundo se está dando cuenta de su total fracaso, mañana, sí, el mañana, pertenecerá al mundo del verdadero conocimiento y bien dicho queda `verdadero’ porque descubriremos que la Verdad –alcanzada¬- nos hará libres. 

Feliz semana, porque mañana está cada vez más cerca. 

Nerja, 28 de junio de 2013
Dr. José Antonio Cordero 
Director 
AGRICULTURA VEDICA MAHARISHI

==============  CITA CON LOS GRANDES ===========  

La falta de sensibilidad es básicamente un desconocimiento de nosotros mismos.
-> Eric Hoffer

La risa es de una belleza tremenda, te da ligereza. La risa te hará más ligero, te dará alas para volar. Y la vida está llena de oportunidades para reír. Solo necesitas tener sensibilidad.
-> Osho

Jamás se penetra por la fuerza en un corazón.
-> Molière 

A un gran corazón, ninguna ingratitud lo cierra, ninguna indiferencia lo cansa.
-> Leon Tolstoi

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros Ramtha. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Las cortezas de los arboles y su significado

  1. mary carmen badillo dijo:

    Información sumamente interesante, gracias x compartir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s