Averigua qué esconden tus garabatos.

Muchas veces nos sorprendemos al final de la jornada con un papel lleno de garabatos. Te has preguntado alguna vez que estás expresando con ello? Veámoslo.

En este análisis es preciso diferenciar los garabatos ocasionales y  los permanentes. En el primer caso se trata de un tipo de garabato motivado por una impresión del momento, en el que realizamos figuras o dibujos, borrones, completamente diferentes… . Señala la situación de un momento, la circunstancia específica por la que uno atraviesa. No aspectos fijos del carácter. Por ejemplo, enfado violento, aburrimiento, emociones fuertes, depresión, tristeza, sensación de encierro. Al final del artículo encontráis dibujos ejemplo de cada categoría.

Los permanentes son aquellos que el sujeto reconoce como de propia autoría, y a veces su ejecución se remonta de tiempo atrás, otras dice –“cuando era adolescente frecuentemente dibujaba flores” etc…“cuando hablo con X suelo hacer…”, “En la clase de matemática no queda cuaderno sin escribir…” etc… .

Vamos a continuación vamos a dar un repaso a una serie de garabatos y daremos también las posibles interpretaciones o al menos una aproximación a ellas para que puedas interpretarlos. Por supuesto no tomar en sentido estricto la interpretación, si no como una información más que se añade a tu inquietud o curiosidad.

1. Dibujos geométricos: son escuetos, fríos, impersonales; predominando en ellos el ángulo: Esto nos da cuenta de bloqueos o autocontrol afectivo, emocional, dureza, intransigencia, exceso de racionalidad. Es muy frecuente en personas de carácter obsesivo. Generalmente son personas que necesitan del orden, de lo metódico para sentirse confiados y “relajados”. Cualquier cambio inesperado los afecta.

2. Dibujos geométricos sombreados: Cuando los mismos dibujos son dibujados con sombras y arreglos decorativos: persona delicada que trata de suavizar asperezas, sensibilidad, si el sombreado es suave, no si es con ennegrecimiento o exceso de presión. (Muchas veces puede ser en el primer caso el logro de una persona dura que se hace más adaptable y sociable), en el segundo una agresividad contenida considerable que se reprime para luego descargarse intempestivamente.

3. Dibujos en los que se aprecian dameros blancos y negros (tablero del juego de las damas): se trata de una naturaleza algo ambivalente, conducta con posibles contradicciones. Persona muy ordenada en sus cosas, con tendencia a clasificarlo todo. Lo blanco es lo mental, la ansiedad, la inactividad, lo negro la actividad, la acción.

4. Trazos rígidos con minuciosidad y repetición: dificultades para relajarse. Concentración
angustiosa que termina en fatiga y agotamiento. Lo estereotipado hace que este garabato si bien sea una forma como los otros de descarga, no lo sea en el grado suficiente. A veces la reiteración monótona de un dibujo o trazado se relaciona con ideas de tipo obsesiva, ideas recurrentes que el sujeto no puede sacar de su mente. Nuestra pregunta seria ¿De qué se escapa?, ¿qué lo angustia?

5. Puntos marcados con fuerza: carácter explosivo, con detalles de agresividad mal controlada y hasta asomos de violencia. Impulsividad. Observar ejemplo al final de la página.

6. Puntos marcados y adornados o decorados posteriormente: agresividad fuerte pero
controlada.

7. Rasgos marcados hasta llegar a agujerear el papel sobre el que se han hecho: excesiva violencia, frecuente cólera y carácter destemplado, con pérdida de control. Frecuente en niños muy activos o dinámicos que no soportan la idea de que algo no les salga como ellos esperan. En niños mayores, y en adultos indican baja tolerancia a la frustración.

8. Líneas quebradas zig‐zag: que recuerdan los garabatos infantiles de niños violentos: la vida pasional y afectiva es fuerte, hay alternativas de excitación, control y calma, como refleja la gráfica del propio dibujo. El sujeto acumula tensiones y luego las descarga intempestivamente.

9. Dibujos tipo parqué: más claramente se advierte a la persona ordenada que clasifica sus cosas, recuerdos, fotos y además utiliza en su forma de pensar la asociación lógica o deducción. Hay una excelente capacidad de precisión, atención y concentración del pensamiento. Es el dibujo de los buenos estudiantes.

10. Dibujo de flechas: Las flechas introducen siempre una nota de impulsividad, se trata de sujetos de un nivel de dinamismo y actividad alto, que no siempre logran canalizar adecuadamente. Cuando se proyectan de izquierda a derecha: agresividad que se proyecta sobre los demás. Son sujetos que suelen ser hirientes cuando se sienten contrariados, irónicos.

11. Las flechas se dirigen hacia el lado de la izquierda: la agresividad en este caso se vuelve sobre el propio sujeto, pudiendo clasificar a ésta como de tipo masoquista, también en sentido genérico, o descargada en ambientes íntimos del sujeto.

12. Flechas curvadas que se unen en un punto central dando la impresión de girar: la personalidad reagrupa sus fuerzas y lucha por convertir en éxito el trabajo, plan, proyecto o ensayo que tiene entre manos.El hecho se que se curven le quita el potencial agresivo, pero mantiene intacto el dinámico.

13. Pentagramas musicales, con o sin claves, con o sin notas, representaciones de instrumentos musicales: gusto por la música, captación del mundo de tipo auditivo, sensibilidad de tipo estético, búsqueda del ritmo y la armonía. Símbolos de tipo profesional, propios de músicos, estudiantes de música, o vocaciones frustradas de tipo musical.

14. Dibujos de espirales, en general: En general los movimientos en espiral implican encierro, repliegue concentración en sí mismo, con una actitud egocéntrica, a veces narcisismo exhibicionista esto es personas que gustan de relacionarse con los demás para exhibir sus habilidades, recibir elogios,. etc.

15. Espirales que terminan en la izquierda, o que se proyectan hacia el lado de la izquierda (centripeta): egocentrismo y retorno a un pasado que pesa profundamente. El sujeto posee aspectos personales históricos que aún no ha elaborado.

16. Espiral que termina en la derecha (centrifuga), : se une un cierto temor a la soledad, por un lado; por otro, la lucha o el deseo ferviente de ser sociable o más sociable. En resumen búsqueda de salida a situaciones de encierro subyacentes

17. Doble espiral: búsqueda de la perfección, tendencia al idealismo, pueden planteamientos filosóficos, dudas, ideas obsesivas, ambivalencias…

18.  Dibujo de anillos separados: señales de introversión, aislamiento, posibles sufrimientos. Disociación afectiva.

19. El dibujo de anillos, pero éstos ligados entre sí: deseos de salir del aislamiento, intentos de adaptación al medio social o ambiente en que se vive.

20 Cuando en las manchas de tinta, manchones oscuros, se hacen modificaciones: Refiere cuando al derramarse tinta se la utiliza extendiéndola en trazar dibujos. En general se debe interpretar como sentimientos o complejos de culpabilidad, descontento de sí mismo y sus logros, etc… . Angustia, con algún nivel de autoconsciencia.

21. Mancha de tinta en explosión, agresiva, con múltiples prolongaciones: estados de ánimo excitables, vivaces, de inteligencia de rápidos reflejos.

22‐ Ennegrecimiento del trazo: sea por retocados o sombreados intensos denota un estado vital angustioso, que oscila entre conductas agresivas y depresivas como extremos del mismo conflicto.

23. Cuchillos, pistolas, armas blancas o de fuego: símbolos fálicos, tendencia agresiva o masoquista.  Alta carga instintiva sin adecuada sublimación o canalización.

garabatos1

www.correodelram.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros Ramtha. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s